Seguidores

lunes, 25 de junio de 2012

Poemas que no te leí (5): "Y tu infancia, dime...", de Gerardo Diego




Y tu infancia, dime, ¿dónde está tu infancia?,
que yo la quiero.
Las aguas que bebiste,
las flores que pisaste,
las trenzas que anudaste,
las risas que perdiste.
¿Cómo es posible que no fueran mías?
Dímelo, que estoy triste.
Quince años, sólo tuyos, nunca míos.
No me escondas tu infancia.
Pídele a Dios que nos desande el tiempo.
Volverá tu niñez y jugaremos.



Rumiando todos esos recuerdos e historias que me has contado hoy de tu infancia, cigarrillo en mano y sentados en la terraza, y haciéndolos míos. Hermanado con tus demonios, dándoles de beber ahora mismo en la concavidad de mi mano, maldiciendo el no habernos conocido desde siempre. Y salvarte. Y que me salvases.

2 comentarios:

  1. Qué bonito, cariño. Gracias por acoger mis dolores y hacerlos más pequeños. Jugaremos. TE AMO.

    ResponderEliminar
  2. Hay todavía tantas cosas que no sé de ti, nena, que voy recuperando de a poco entre cafés y cigarrillos... Este poema es del libro de tu hermana que me has dejado hoy. Según me has contado todas esas cosas, lo he abierto y me he topado casualmente con esta pequeña joya.
    Te amo.

    ResponderEliminar