Seguidores

martes, 7 de agosto de 2012

Rutas contigo, del poemario "Algo sagrado"



(Hace casi un año -exactamente el 10 de agosto de 2011-, te escribí este poema y lo colgué en el blog A DESHORAS. Entonces también quedamos varados en este Madrid infernal, y por eso ahora, aunque sé de sobra que no es lo mejor de mi producción, lo recupero y lo incluyo en ese poemario que inspira tu persona.)




Porque a veces te me asemejas
a una música lenta y triste
que suena en una plaza extraña
de una ciudad remota y extranjera.


Te acordarás ahora
de esa pareja que se abrazaba frente al río.
Los observamos y te dije
que no me importaría estar en su pellejo:
nómadas por forasteros, amándose
perdidos por un Madrid fabuloso
que para ellos sería
lo mismo que si nosotros estuviésemos en Praga,
guiris españoles devorándose el instinto.


Tienen idénticas cualidades
 mujeres y ciudades:
su misma extrañeza deliciosa, mezcla
de expectativa y fascinación,
durante su primer recorrido;
su misma arquitectura del reproche
un tiempo después
tras haberlas habitado.


Entretanto, te contaba
que mi madre estaba en Venecia
amando a su hombre, fascinada de máscaras
de carnaval y canales, Puente
de los Suspiros, una llamada perdida
para indicarme días más tarde
que ya había llegado a Eslovenia.


Tú escuchabas con la atenta retentiva
que caracteriza a quienes
les resulta agradable una charla;
yo pensaba en todas esas rutas que hice contigo
por todas esas ciudades remotas y extranjeras
que nunca visitamos juntos.

1 comentario:

  1. Me encanta este poema, amor, me trae muchos recuerdos bonitos. Y me hace pensar en todo lo que nos queda por delante, que es muchísimo. TE AMO.

    ResponderEliminar